Gennaria diphylla

(Link) Parl.
 

Género: Gennaria
 

Gennaria diphylla

Imágenes de Gennaria diphylla
  1. Gennaria diphylla

  2. Gennaria diphylla

  3. Gennaria diphylla

  4. Gennaria diphylla

  5. Gennaria diphylla

  6. Gennaria diphylla

  7. Gennaria diphylla

  8. Gennaria diphylla

  9. Gennaria diphylla

  10. Gennaria diphylla

  11. Gennaria diphylla

  12. Gennaria diphylla

  13. Gennaria diphylla

Es una orquídea de aspecto esbelto y delicado, predominantemente verde, de hasta 40-50 cm de altura, en la que lo que más llama la atención es la presencia de dos hojas alternas, grandes, envainadoras, cordadas, acuminadas, más grande la inferior, de color verde brillante, sin manchas y con los nervios claramente apreciables, sobre todo por el envés.
Inflorescencia larga y compacta, con las flores orientadas hacia un lado. Las brácteas son más cortas que las flores. Éstas son pequeñas (3-4 mm), verdes o verde amarillentas, con las piezas del perianto conniventes de modo que tiene aspecto tubular o acampanado. Los pétalos laterales son patentes en el extremo. El labelo es trilobulado, igual o un poco más corto que los pétalos, dotado de un espolón muy corto, sacciforme. Cada flor tiene dos polinias, cada una con su caudícula y su viscidio. Ovario fusiforme, cortamente pedicelado, retorcido.
 

Florece muy pronto en el año, desde enero o febrero a abril. No se tienen datos sobre la polinización debido a la escasez de la especie.

Distribución

Dispersa por puntos de la costa mediterránea y atlántica del sur de la Península. Se distribuye por el Mediterráneo occidental y las costas atlánticas próximas, así como por las islas Canarias y de Madeira.

Habita suelos ácidos o neutros, en lugares más o menos sombreados, algo frescos aún en la época en que florece, secos y calurosos después, bajo pinos (carrasco, piñonero) o en zonas de matorral.

Aunque ocasionalmente pueden aparecer poblaciones más o menos nutridas, es una especie rara y altamente amenazada por la urbanización y la alteración de los hábitat, ya que aparece en territorios costeros muy apetecidos por el turismo, tanto en España como en Portugal. En inminente peligro de extinción, al menos en la Península.